Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
CLASES

Yoga y Pilates preparto

Durante el embarazo, la mujer experimenta una serie de cambios fisiológicos y físicos que pueden provocar dolores y molestias. Una de las formas de aliviar estos síntomas, y recuperar la forma física previa al embarazo, es la práctica del método Pilates.

Este método, ejecutado debidamente  y  con un buen control-corrección por parte del fisioterapeuta, hará que los objetivos se logren, obteniendo así el bienestar de la madre.

No obstante, también se recomienda la práctica de Pilates antes del embarazo, es decir, en aquellas mujeres que tengan pensamiento de quedarse embarazadas. Así, los principios básicos posturales del método estarán mejor integrados para cuando llegue la etapa del embarazo.

Con la práctica del Pilates, lo que buscamos es dar solución a una serie de patologías comunes que se producen durante el embarazo: dolor de espalda, lumbopélvico y costal, cambios en la estabilidad pélvica, lesiones de tejidos blandos, inestabilidad de rodilla y tobillo, disfunción de la sínfisis púbica, síndrome del piramidal…

 Objetivos del tratamiento

  • Mejorar la consciencia corporal.
  • Promover  una buena postura antes, durante y después del embarazo.
  • Preparar el cuerpo para los cambios que se producen en el embarazo, el parto y para la recuperación del mismo.
  • Acondicionar el suelo pélvico para soportar el aumento de peso y prevenir disfunciones uroginecológicas.
  • Mantener la movilidad articular.

 

 Para conseguir todo esto, centraremos el método en los siguientes aspectos:

  • Equilibrar las cadenas musculares.
  • Fortalecer y tonificar la musculatura, teniendo especial importancia la zona abdominal (sobre todo musculatura abdominal profunda).
  • Mejorar la circulación.
  • Estiramientos y flexibilización.

 

 Beneficios en el pre-parto

  • Disminuye los dolores de espalda.
  • Prepara el suelo pélvico para el momento del parto.
  • Acelera el proceso de recuperación post-parto.
  • Mejora la circulación periférica, disminuyendo los edemas que se forman en los miembros inferiores.
  • Facilita el empuje.
  • Mejora la autoestima y el estado anímico.
  • Aumenta la agilidad.

 Pese a todos los beneficios del método, hay una serie de contraindicaciones absolutas, que nos impedirán la práctica de Pilates durante el embarazo:

  • Durante las 12 primeras semanas de gestación, por riesgo de aborto.
  • Si aparecen contracciones o hay dolor asociado al movimiento.
  • Cuando hay patologías asociadas al embarazo que impidan realizar ejercicio (diabetes gestacional, por ejemplo).
  • Si hay pérdida de líquido o sangre.

En los últimos 45 días de gestación, según la evolución del embarazo y el criterio del médico, se podrá seguir practicando Pilates o no. Hay mujeres que lo realizan hasta el momento de dar a luz.

Contacta con nosotros

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS. Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@fisioactivitybcn.com.  Información Adicional: puede ampliar la información en Política de Privacidad